¿Cómo ha de ser la alimentación de tu perro en verano?

por | 12 septiembre, 2019

Cuando las temperaturas aumentan en el verano, su perro realmente puede sentir el calor, estos amigos de cuatro patas no pueden liberar calor sudando como lo hacen los humanos, y el calor puede elevar la temperatura de su cuerpo a niveles peligrosos. Mantener a su perro fresco es, por lo tanto, vital para su bienestar.

Hay muchas cosas diferentes que puede hacer para ayudar a su cachorro a mantenerse fresco durante el verano, y una de ellas es proporcionar el tipo adecuado de nutrición. Estos pocos consejos nutricionales de verano para perros ayudarán a su amigo peludo a refrescarse este verano.

Menos es mejor.

Cuando hace calor, se necesitan menos calorías para mantenerse calientes, por lo tanto, la necesidad de comida es menor, así que preste atención a su perro, si no tiene tanta hambre durante el verano, no se preocupe.

Cuando hace demasiado calor, su cachorro no necesita la misma cantidad de calorías de los alimentos para mantenerse caliente.

Dieta más ligera.

Es normal que algunos perros no deseen su convencional pienso seco durante el verano, en estos casos la mejor opción es proporcionar un poco de comida húmeda, existen diversas opciones en el mercado que resultan ligeras, saludables y le proporcionan a su perro todo lo necesario para estar sano en verano.

Frutas y verduras.

Lo ideal es incorporar un poco de frutas y verduras en las comidas de su perro durante el verano, los plátanos, las peras e incluso las manzanas son buenas opciones de frutas para proporcionar a su perro en verano.

Agua, agua, agua.

Además del sobrecalentamiento, las mascotas pueden deshidratarse rápidamente, prevenga la deshidratación al proporcionarle a su perro acceso irrestricto a agua fresca y fresca. Para alentar a su perro a beber más en los días calurosos puede:

  • Colocar más cuencos de agua en la casa y el jardín
  • Reabastecer el agua fría
  • Algunas personas llenan un recipiente para perros o un cubo y lo congelan durante la noche. A medida que se derrite durante el día, proporciona un suministro constante de agua fría y refrescante.
  • También puede congelar, o simplemente enfriar, agua en el refrigerador en botellas de agua y agregar el agua derretida o fría al agua de su perro periódicamente durante todo el día. Agregar cubitos de hielo al tazón de su perro también puede ser una buena idea.

No descuide los cambios de conducta de su perro durante el verano, ya que, estos pueden ser indicio de que el calor los está afectando más de lo normal y una visita al veterinario de manera inmediata es lo más aconsejable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *