Obesidad en los perros, precauciones que debe tomar

por | 26 noviembre, 2018

Obesidad en los perros, precauciones que debe tomar.

Al igual que los humanos, las mascotas pueden volverse obesas y desarrollar exceso de grasa corporal, lo que puede llevar a problemas de salud graves, como diabetes o enfermedad articular degenerativa.

El aumento de peso en las mascotas es a menudo el resultado de la sobrealimentación y la falta de ejercicio. Para mantener a su mascota en un peso saludable, asegúrese de proporcionar un equilibrio saludable entre la ingesta de alimentos y la actividad física. Por ejemplo, dele a su perro o gato dos o tres comidas al día en lugar de proporcionarle comida en todo momento, y asegúrese de incluir al menos una caminata diaria o algo de tiempo para jugar.

  1. Elija el tipo y cantidad correcta de comida.

Los perros necesitan diferentes tipos y cantidades de alimentos durante sus etapas de vida, os animales más jóvenes requieren más energía, proteínas y minerales que los perros más viejos. Los perros de prueba de campo activos y los perros que están afuera en un clima más fresco también tendrían mayores necesidades de energía. Las perras gestantes o lactantes requieren un aumento de proteínas, minerales y energía. Los perros más viejos, incluso si permanecen activos, pueden requerir menos calorías que cuando eran más jóvenes.

  • Algunos perros regulan bien su ingesta, otros comen cualquier cosa a la vista. En general, es mejor proporcionar alimentos como ‘comidas’ en lugar de tener un tazón de comida lleno de alimentos disponibles en todo momento. De esta manera, es más fácil controlar la ingesta y los alimentos no se vuelven obsoletos.

 

  1. Controle regularmente el peso del perro.

Es fácil para una persona subir un par de libras y no notarlo hasta que intenta usar algo que no ha usado por un tiempo, es aún más difícil notar pequeñas ganancias de peso en los perros. Al pesar de forma rutinaria a su perro podrá notar un ligero aumento (o disminución) de peso antes de que se convierta en un problema grave.

 

  1. Regular el peso de los perros jóvenes.

Los perros que tienen sobrepeso cuando son jóvenes tienen un mayor riesgo de convertirse en obesos a medida que crecen, así mismo, los perros que tienen sobrepeso mientras crecen tienen un mayor riesgo de tener sobrepeso cuando son adultos.

Necesita asegurarse de que los animales en crecimiento tengan una nutrición adecuada, sobrealimentarlos, además de contribuir a los problemas de peso a medida que el animal envejece, el exceso de peso cuando es joven puede contribuir a otros problemas, como la enfermedad de las articulaciones.

  1. Limitar o eliminar golosinas y restos de mesa.

Las calorías adicionales y la disminución del valor nutricional de las golosinas y los restos de la mesa suelen ser los mayores infractores cuando se trata del control de peso. Las golosinas son generalmente mejores que las sobras de mesa, y tienen su uso, como cuando entrenan perros.

  • Dar demasiadas golosinas puede tener serias consecuencias, la mayoría de los perros, cuando se trata de eso, prefieren tener su atención antes que una golosina. Pasar más tiempo jugando o acicalando a su perro probablemente le proporcionará a ambos más satisfacción que la golosina, que se traga en tres segundos y luego se olvida.

Aunque la mayor parte del aumento de peso en los perros se debe simplemente a la alimentación excesiva o al poco ejercicio, existen afecciones médicas que pueden contribuir a la obesidad. Muchas de estas condiciones pueden ser tratadas. Si su perro tiene un aumento inexplicable de apetito o peso, pídale a su veterinario que lo examine para asegurarse de que no haya un proceso de enfermedad que cause el problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *